10 trucos para conseguir una Newsletter 10.

¿Sabes que tienes que crear una Newsletter pero no sabes por donde empezar? ¿Te agobia solo el echo de pensar en su envío porque no tienes claro qué es lo realmente importante de esta? Si quieres hacer email marketing del bueno, tienes que aprender a crear una Newsletter de 10. Sigue leyendo y déjame enseñarte 10 trucos para conseguirlo.

  • Tu asunto importa y mucho.

El asunto de cualquier email es una de las cosas más importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de diseñar tu Newsletter. De él depende que tus suscriptores abran o no tus envíos.

Tiene que ser llamativo, que despierte curiosidad, que la persona que reciba el email y lo lea tenga ganas de abrirlo, de saber qué hay dentro. Así que mi consejo es que intentes ser breve y directo.

¡Truqui! Intenta evitar palabras como oferta, gratis, descuento, promoción o similares que puedan llevar tu email directamente a la carpeta de spam.

  • El contenido sigue siendo el rey.

Tienes que conseguir que tus suscriptores estén ansiosos por recibir tu Newsletter y eso solo se consigue con el contenido que compartes en ella.

Es muy importante que este contenido sea atractivo y que tú aportes un valor añadido a ese suscriptor que está leyendo tu email.

Pero ¡ojo! No se trata de llenar la Newsletter de contenido sin más. Presenta la información de manera simple, sencilla y directa. Esto te ayudará a marcar la propia estructura de tus emails.

¡Truqui! No quieres ser spam así que mucho cuidado con utilizar el email marketing exclusivamente para vender porque si haces eso, no estás haciendo email marketing, estás haciendo spam.

  • Personalizar o morir.

¿Cuántos suscriptores tienes apuntados a tu Newsletter? ¿10, 100, 1.000, 10.000? En realidad eso solo debe importante a ti, la persona que recibe tus emails no tiene por qué sospechar que está recibiendo exactamente el mismo email que le envías al resto de personas apuntadas a tu lista.

Así que se listo y no hables en plural, personaliza los emails con el nombre del suscriptor, con una despedida cariñosa… Ingéniatelas como sea pero cuando un suscriptor tuyo abra tu email tiene que parecer que lo has escrito única y exclusivamente para él.

¿Por qué todo esto? Porque te ayuda a ganar cercanía y generar confianza. Cosa que te vendrá muy bien a la hora de vender 😉

  • No menosprecies tu imagen.

Si cuidas las imagen de tu web, tus redes sociales, tus tarjetas de visita… ¿Por qué no vas a cuidar la imagen de tus Newsletter?

Tus emails tienen que estar diseñados a la imagen y semejanza de tu marca, tu empresa, de tu negocio, de ti.

Cuando una persona abra alguno de tus emails tiene que identificarlo contigo así que utiliza tus colores, tus tipografías, tu firma…

¡Truqui! Antes de programar el envío masivo envíate primero a ti una prueba de la Newsletter y revisar no solo el diseño y el contenido, sino también la ortografía, la calidad de las imágenes, el correcto funcionamiento de los links, cómo queda la distribución del contenido, etc.

  • Apuesta por el diseño adaptado a cualquier dispositivo móvil.

Cada vez son más las personas que usan el teléfono móvil o sus tabletas para estar al día con sus emails. Por eso es importante que la plantilla que utilices esté adaptada a todos estos dispositivos y no solo al ordenador.

¡Truqui! Antes de contratar cualquier servicio de email marketing cerciora que sus plantillas están adaptadas a cualquier dispositivo y tienen un diseño responsive.

  • Pon llamadas a la acción en tu Newsletter.

¿Te suenan los famosos call to action? Tu Newsletter tiene que tener un propósito, cada vez que tú envías un email tienes que tener claro qué es lo que quieres que haga ese suscriptor cuando lo lea.

¿Quieres que vaya a un artículo de tu blog? ¿Que compre? ¿Quieres que visite tus novedades? ¿Que se apunte a un curso? Las llamadas a la acción tienen que ser sencillas y directas. Quieres que pulsen sobre ella porque quieres que la persona haga esa acción.

¡Truqui! No importa si haces varias llamadas a la acción dentro del propio email pero si es importante que todas ellas terminen en el mismo sitio, tu objetivo es que tus suscriptores cumplan tu propósito y por eso la clave es unificar las llamadas a la acción en una sola.

  • Test A/B hasta el infinito y más allá.

Adoro esta funcionalidad y es que no hay nada mejor que testar cuál es la mejor opción entre dos. Así de simple, ¿qué asunto es mejor, que call to action convierte más?

Encárgate de que tu software de email marketing tiene esta funcionalidad  porque te ayudará a mejorar tus resultados.

¡Truqui! Usa los test A/B,  úsalos siempre que puedas porque son clave en el email marketing.

  • Se constante.

Mantén una periodicidad de envío porque es muy importante ser constante, de nada sirve que hoy envíes un email una vez a la semana, el mes que viene una vez al mes, al siguiente no envíes nada y al siguiente lo envíes de manera quincenal.

Esto es absurdo y además pones en riesgo tu imagen de marca. Plantéate la opción de crearte un calendario de envíos para tener siempre preparado qué envío tienes que hacer cada semana.

¡Truqui! Es muy importante que tengas en cuenta la hora del envío porque aproximadamente el 24% de los emails se abren durante la hora siguiente a su recepción siendo las horas con mayor porcentaje de apertura las primeras de la mañana y las primeras después de comer.

  • Sin trampa ni cartón.

Cuando decidimos apostar por una estrategia de email marketing, es muy importante que lo hagamos de forma legal. Tienes que cerciorarte que tanto tu software de email marketing como tú, cumplís con la legalidad. Al final no dejas de recabar datos de las personas que se suscriben y aunque lo hagan voluntariamente tienen una serie de derecho que tú debes cumplir.

Déjame ponerte un ejemplo, ¿Te suena el botón “darse de baja“? Este es un botón obligatorio que debe de estar en cualquier campaña de email marketing que envíes. Pero no solo porque sea obligatorio, sino porque tú NO quieres tener en tu lista gente que no tenga interés por ti.

Tú quieres tener una lista sana, que te abra los emails, que te lea, que te conteste… y las personas que no hagan eso no te interesan. Si ellos mismo no se dan de baja, hazlo tú.

¡Truqui! Sanea tu lista regularmente y borra todos esos suscriptores fantasmas.

  • Mide tus resultados.

La parte menos atractiva de cualquier estrategia pero la más eficaz. Gracias al análisis de resultados podemos ver qué está funcionando y qué no.

Dos de las métricas de email marketing que te pueden ayudar a saber si tu estrategia funciona o no son:

  • Tasa de apertura: % de suscriptores que abren tus email.
  • Tasa de clicks: % de suscriptores que clicar sobre tus llamadas a la acción (Esas personas que hacen lo que tú quieras que hagan, recuerda que es el propósito de tu Newsletter).

Por último, déjame decirte que si configuras google analitycs con tu software de email marketing, este te generará unos códigos de seguimiento desde donde podrás monitorear y analizar la eficacia de cada campaña de email marketing que lances.

Esto ha sido todo por hoy, aquí tienes los 10 puntos claves que tienes que tener en cuenta a la hora de realizar el envío de tu Newsletter. ¿Cuál es el que más difícil te resulta? ¿Crees que me falta alguno?

Un fuerte abrazo,
Beatriz Mourebanner-videotraining-blog-beatriz-moure-email-marketing-3

No hay comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies