[EJEMPLO REAL] 3 errores importantes que debes evitar en tu próximo lanzamiento

Hace ya un tiempo, cuando empecé a aprender a jugar al pádel, sufrí una lesión importante en la espalda que casi se convirtió en algo crónico y que empeoraba al practicar deportes como voleibol o correr.

Desde entonces, por recomendación médica, tuve que dejar de realizar cualquier tipo de deporte de impacto y empezar a cuidarme muy mucho la espalda con otro tipo de deportes que poco satisfacían mi afán de adrenalina y desahogo. 

Te cuento todo esto porque en un intento desesperado por volver a recuperar mi forma física disfrutando con el deporte, encontré uno de mis lugares favoritos de Madrid: B3B Woman Studio.

B3B Woman Studio es una especie de gimnasio especializado en mujeres donde aplican su propia metodología que auna tres modalidades de deporte en una única sesión intensa de entrenamiento orientado a  quemar grasa, endurecer los músculos y estilizar tu figura, todo ello mientras haces deporte de forma divertida y en grupo. 

Pues bien, tal es su éxito que se han visto obligados a ampliar sus horizontes y abrir otro estudio en la capital, y, obviamente, un lanzamiento de este tipo necesita mucha inversión en comunicación y una buena estrategia que ayude a abrir las puertas del nuevo centro con las clases llenas.

No obstante, hubo tres fallos que se pudieron evitar y que yo te quiero explicar para que no los cometas en tu próximo lanzamiento. 

Toma nota.

1. No segmentar correctamente el público al que se dirigen tus anuncios

Seguramente, B3B llevó a cabo muchas otras estrategias para el lanzamiento de su campaña de apertura, pero una de las que más me llamó la atención fue su publicidad en Instagram.

Esta red social te permite hacer verdaderas virguerías para encontrar a tu público objetivo, pero una de las cosas que más me fascina es que puedes utilizar tu base de datos para optimizar esta segmentación. Es tan fácil como descargar tu base de datos, subirla a tu cuenta de publicidad y decirle a Facebook que incluya o excluya a determinados usuarios de la campaña, o que cree un público similar al que mostrarle tus anuncios.

En el caso concreto de B3B, lanzaron una oferta especial para las primeras 100 mujeres que se apuntaran al nuevo centro. Su objetivo era conseguir 100 nuevas clientas con el reclamo de obtener hasta un 50 % de descuento en la suscripción.

Esta oferta nos excluye por completo a las que ya somos clientas, por lo que B3B tendría que haber intentado evitar que pudiéramos ver sus anuncios. ¿Cómo podía haber hecho esto? Descargándose la lista de correos de sus clientas y diciéndole a Instagram que no le mostrara ese anuncio a los usuarios que coincidieran con esas direcciones de correo.

Probablemente, haya gente que no utilice la misma dirección de correo para sus redes sociales y para darse de alta en un gimnasio, pero habrá mucha que sí; en mi caso, por ejemplo, se hubieran evitado ponerme los dientes largos y hacer que luego me llevara una desilusión.

De la misma forma que puedes excluir de tus anuncios a ciertos clientes, también puedes crear un público similar a ellos para optimizar mucho más el segmento al que te vas a dirigir, o incluso hacer remarketing en caso de que tu oferta lo necesite.

Moure Tip

2. No fidelizar a tus actuales clientes

Este segundo punto está muy relacionado con el anterior, y es que estoy segura de que te puedes imaginar la carita que se nos quedó a las antiguas clientas cuando nos enteramos de que las nuevas iban a tener hasta un 50 % de descuento en su cuota mientras que las demás llevábamos pagando religiosamente la nuestra desde hace muuucho tiempo.

La idea no es que la empresa perda dinero con sus clientas más veteranas y que todo el mundo empiece a pagar la mitad, sino que, al igual que hicieron una campaña de captación, podrían haber hecho otra de fidelización.

Por ejemplo: «Tráete a tu amiga al nuevo B3B y llevaos las dos un 50 % de descuento en vuestra primera cuota». B3B ganaría una nueva clienta y las que ya somos veteranas tendríamos un 50 % de descuento en nuestra cuota de ese mes. Obviamente, no todas las clientas traerían nuevas incorporaciones, pero yo, por ejemplo, ya he llevado a dos amigas sin recibir ningún tipo de incentivo, ¿te imaginas mi motivación si lo tuviera?

No tienes por qué tener activas siempre este tipo de promociones, pero es necesario que las hagas de vez en cuando para premiar a tus clientes más fieles. A mí siempre me gusta decir que no basta con tener un buen lead magnet, exclusivo para tus suscriptores, sino que también tienes que nutrir a tu lista con contenidos que solo puedan encontrar estando en ella. ¿De qué me sirve estar apuntado a tu newsletter si solo vas a compartir conmigo artículos de tu blog u ofertas de unos productos o servicios que puedo ver también en tu web o en tus redes sociales?

Email Tip

3. No utilizar el email marketing

Probablemente, este es el fallo que más rabia me da porque sé que B3B tiene una base de datos cualificada que podía haber usado para su lanzamiento y no lo hizo.

Me da mucha pena ver cómo se curran las nuevas sesiones, cómo comparten su lista de reproducción para que puedas escuchar su música desde cualquier parte, cómo crean sesiones únicas para días especiales, cómo hacen retos para que te superes con ellas día tras día o cómo organizan eventos de networking para conectar a unas B3Blovers con otras y que todo esto solo lo compartan en sus redes sociales, las cuales, además, cada vez tienen menos alcance.

El email marketing se está convirtiendo en algo imprescindible en cualquier estrategia de comunicación, y me parece vital que las empresas lo utilicen.

Soy una auténtica B3Blover, pero también soy una fiel defensora de aprender, y no solo de nuestros propios errores, sino también de los ajenos. Por esta razón, analizar estrategias que yo misma he llevado a cabo o que utilizan otros en sus negocios me parece uno de los mejores ejercicios que puedo ofrecerte.

Recuerda que si quieres recibir estos análisis en tu bandeja de entrada, tan solo debes unirte a mi lista aquí. 

Con aMoure,

B.