Cómo diseñar la Newsletter perfecta por Noémie Coignus

El diseño puede ser un aliado muy potente a la hora de construir la Newsletter perfecta. Por perfecta, me refiero a que impacte a tus lectores, les transmita confianza y… ¡que convierta!

No hace falta ser diseñador para construir una Newsletter visualmente atractiva y por eso hoy te doy todas las claves para conseguirlo.

Diseño Newsletter

Una estructura coherente y reconocible

Lo primero de todo es conseguir que tu newsletter sea una extensión coherente de tu marca. ¿Por qué? Uno de tus objetivos debe ser el de fidelizar a tus clientes y asentar tu expertise a través de contenidos de valor. Si quieres que estos esfuerzos estén asociados a tu negocio, tienes que crear una newsletter en línea con tu personalidad de marca.

Aparte de la forma de escribir, que debería ir en sintonía con el resto de tus comunicaciones, una estructura visual coherente y reconocible es clave. Te explico como conseguirlo en dos pasos:

  • Respeta tu identidad visual.

Incluye tu logotipo, al principio o al final de tu newsletter. Usa tus colores corporativos, los mismos que en tu logo y página web.

Los colores vienen identificados por un código hexadecimal: asegúrate de identificar tus colores con este código y usarlo siempre. Te dejo aquí un recurso para ello.

En cuanto a las tipografías, desgraciadamente, el email no te deja mucho margen. No te recomiendo personalizarlas, quédate con las pocas tipografías propuestas por tu proveedor y usa siempre las mismas. Intenta que sean lo más parecidas posible a las de tu identidad corporativa.

Por último, si usas imágenes, sigue la guía de estilo de tu marca. Si no tienes, imagina que tuvieses que juntar todas las fotografías que usas en un mismo cuadro: ¿Combinarán bien unas al lado de otras? Formarían un precioso moodboard o un poti poti desagradable?

  • Usa siempre la misma estructura.

De esta manera, en un vistazo reconocerán tu newsletter cuando la abran. Define una plantilla, idealmente con cabecera y pie.

En la cabecera, puede ir tu logotipo o puedes crear un diseño propio para tu boletín. Si te apetece esta última opción, aquí tienes unos diseños de cabeceras gratuitos para ti.

En el pie, puede haber una llamada a la acción que sea siempre igual, invitando a visitar tu blog o a contestarte. Si no lo has usado en la cabecera, puedes cerrar con tu logotipo.

Por último, define un estilo de botones y demás llamadas a la acción. En resumen, intenta variar sólo el contenido (texto e imágenes ) de tu newsletter, nunca la estructura.

¡Truqui! Es muy importante que uses una plantilla responsive. Esto hace que se vea bien en todos los dispositivos. No te olvides que ahora muchísima gente lee los mails desde el móvil: te interesa que lo vean igual de bonito que los demás.

¡Que sea vistosa!

Está probadísimo que nos apetece más leer un texto acompañado de imágenes que unos párrafos en bruto. ¿Acaso te apetece leer el diccionario?

No hace falta diseñar mucho para obtener un resultado vistoso. Piensa que el texto también es un componente visual. Separa tu texto en párrafos no muy largos, destaca palabras claves en negritas e intenta incluir al menos un par de imágenes. Te recomiendo que como mínimo, tu newsletter tenga una cabecera visual.

Respecto a las imágenes, hay dos cosas esenciales a tomar en cuenta:

  • Con algunos proveedores y dispositivos, las imágenes no se visualizan. No puedes hacer mucho al respecto, aparte de pedir que la gente te agregue a sus contactos (aunque, a veces, esto tampoco evita los problemas) Por lo tanto, no incluyas en las imágenes alguna información o texto que sea imprescindible a la comprensión del contenido.
  • Su tamaño y peso. El ancho de las imágenes no debe superar los 600 píxeles (es el ancho estándar de la mayoría de emails) y todas las imágenes de tu newsletter no deberían superar 70 kb. De esta manera te aseguras que el email carga rápido.

Por último, en lugar de poner enlaces en el texto del tipo haz clic aquí para ir a mi fantástico blog, usa botones. Aparte de ser más llamativos, son un elemento visual más para que tu newsletter no parezca ser un sólo bloque de texto.

Aún más cerca de la perfección

Bien. Si has aplicado todos los puntos anteriores, apuesto que tienes entre mano una newsletter preciosa. Si quieres ir un pelín más allá, te recomiendo que, cuando crees tu newsletter, definas un punto de atracción visual.

Es fácil. Decide de la parte más importante de tu contenido, lo que quieres resaltar ante todo lo demás. Concentra tus esfuerzos en esta parte: pon una foto, una llamada a la acción bonita, el texto un poco más grande. De esta manera, diriges la mirada del lector naturalmente hacía este contenido importante.

Piensa que cada vez son más las personas que escaneamos a la hora de leer, ¡asegúrate que no se pierdan tu mensaje principal!

noe
Noémie es una diseñadora gráfica francesa afincada en Barcelona. Después de trabajar en agencias de publicidad fundó Lunes Design con la intención de ayudar, mediante el diseño de su identidad visual, a los emprendedores apasionados por su proyecto profesional.

 

 

banner-videotraining-blog-beatriz-moure-email-marketing-3

No hay comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies