Tu negocio lo necesita, te lo está pidiendo a gritos ¡Haz Email Marketing!

Dime… ¿Cuántas veces al día consultas tu correo? ¿Tienes puesta las notificaciones en tu móvil para que te avise cuando entre en tu bandeja de entrada un nuevo email? ¿Cuantos emails lees o escribes al día?

La realidad es que nos guste o no, el email está en nuestro día a día y de igual forma que está entre nosotros, está también entre nuestro clientes.

Cuando tu negocio está en el universo online, es cierto que los costes se reducen. Pero la realidad es que sin una buena estrategia puedes estar tirando el dinero a la basura y al final, esa ventaja que tenías se desvanece.

Céntrate y deja de perder el tiempo probando cosas una y otra vez. Focaliza tu tiempo, dinero y energía en la estrategia ganadora, apuesta por el email marketing.

Si lo piensas un momento, antes se perseguía al cliente. Éramos nosotros los que íbamos detrás de ellos. Llamadas de las compañías telefónicas a la hora de la siesta, anuncios interminables que interrumpen el mejor momento de la película que estás viendo, correos “informativos” de cosas que aparentemente te pueden interesas pero realmente te resbalan…

Todas estas acciones son intrusivas. Interrumpen a tu cliente en su día a día y hacen que automáticamente tu marca se convierta en spam.

Por eso ahora, lo que se busca es que tu cliente llegue a ti por si solo. Queremos una estrategia que atraiga a nuestro cliente de manera natural.

La piedra angular de cualquier negocio son ellos: tus clientes. Cualquier empresa vive gracias a ellos y por eso, antes de construir cualquier tipo de estrategia, debes de tener bien claro quién es tu cliente ideal. Quién es esa persona a la que se dirige tu negocio.

Cuando has definido correctamente a ese cliente ideal, diseñar un plan de atracción para él es pan comido.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Una de las mejores estrategias que tenemos para convertir clientes potenciales en clientes finales es el email marketing. Esta estrategia te permite seducir, conquistar y enamorar a tus clientes.

Crear y distribuir contenido de valor entre nuestro público objetivo es perfecto para llamar la atención de nuestro cliente ideal y atraerlo hacia nuestra empresa.

¡Pero ojo! No vale con cualquier contenido, este tiene que ser de calidad, que le resuelva sus dudas, que le resulte valioso, relevante, que le inspire y que además le entretenga.

Para poder diseñar el contenido perfecto, tenemos que tener en cuenta el funnel de ventas de nuestra empresa. Esa fase de enamoramiento por la que pasan nuestros clientes antes de comprarnos.

Seduce a tu público objetivo:

Una de las primeras fases de ese ciclo de compra suele ser cuando todavía eres un completo desconocido para tu cliente ideal y lo que quieres es captar su atención para que visite tu web.

Crea un Lead Magnet poderoso que te sirva de anzuelo para conseguir su email y que apoye todo el contenido extra que compartes en tu blog.

Recuerda que si tu web no es una maquina generadora de leads de nada te servirá la seducción.

Conquista a tu cliente ideal:

Cuando ya hemos atraído a nuestro cliente ideal y tenemos su email, lo que queremos es convertirlo en cliente final y para eso hay que conquistarlo.

Saber qué escribir en cada Newsletter pasa a ser igual de importante que su diseño o estructura. Hasta la elección del día y la hora del envío de tus emails puede ser clave en tu conquista.

Recuerda que a veces puedes apoyar tu estrategia de email marketing con una llamada por teléfono, una sesión de valoración, una demo de tu producto… Dependiendo de lo que vendas puede ser más fácil cerrar la venta así.

Enamorar para evangelizar:

Por último, no debes olvidar la ejecución de tus servicios. Lo que quieres es que tu cliente se enamore de tu empresa. Para eso, debes pensar siempre en cómo superar sus expectativas.

De esta forma no solo repetirá experiencias contigo, sino que te recomendará.

Aquí el email marketing te puede ayudar a no perder el contacto creando una secuencia de emails después de la compra. Interésate por la opinión de tu cliente, por su valoración, qué aspectos puedes mejorar, cuáles son tus puntos fuertes, etc.

Y ahora… ¿Qué más necesitas?

Para llevar a cabo tu estrategia de email marketing necesitas las herramientas adecuadas.

Si alguna vez se te ha pasado por la cabeza utilizar Outlook o alguna otra herramienta similar para este tipo de situaciones… ¡Olvídalo!

Todas las campañas de marketing, para ver si tienen éxito o no, se miden. Así que, ¡¡sí o sí!! Tienes que elegir una plataforma que, al menos, te aporte todo eso.

Yo en mi caso utilizo Benchmark. Creo que es una buenísima plataforma para hacer email marketing. Es sencilla, muy intuitiva y su versión gratuita te permite disfrutar de casi todo.

Pero como cada vez hay más softwares que te permiten hacer email marketing, y no todos tienen las mismas funcionalidad, te dejo algunos de los requisitos que tiene que tener el tuyo:

  • Creación e incorporación de formularios de alta para tu web.
  • Confirmación de suscripción por el doble opt-in para evitar el spam.
  • Gestión de las listas (creación, altas y bajas, posibilidad de importación y exportación, informes etc.)
  • Personalización de los mensajes.
  • Test A/B (probar con diferentes mensajes o asuntos para ver cuales son más efectivos)
  • Informes de suscriptores y de campaña.
  • Autoresponders

No te olvides de lo más importante.

Probablemente sea la parte menos atractiva pero sin duda, es una de las más importantes: ¡Tienes que medir!

¿De qué sirve que hagas el mejor contenido del mundo si no sabes cuál es la rentabilidad que te está dando? O mejor, ¿De qué sirve hacer una campaña de publicidad en Facebook para captar suscriptores si no puedes medir la conversión?

Ojo! Don’t panic! No hace falta ahora volverse loco y montar en tu escritorio 4 pantallas para medir hasta lo inmedible.

  • Fija tus objetivo.

    Es momento de priorizar y ser claro. Piensa que cada objetivo trae consigo una estrategia diferente. A la hora de medir y analizar pasa lo mismo, si tenemos claro cuál es nuestro objetivo, analizarlo será más fácil.

  • Fija tus KPI (Key Performance Indicators o Indicadores Clave del Desempeño).

    Los KPIs son los indicadores que nos ayudan a medir si estamos cumpliendo con nuestros objetivos o no. Por ejemplo, si uno de nuestros objetivos es captar suscriptores en Facebook, nuestros KPI pueden ser: número de clics en los anuncios, número de suscriptores conseguidos, alcance de las publicaciones, número de interacciones, etc.

  • Interpreta los datos.

    Google Analytics puede ser una fantástica herramienta para empezar pero nos proporciona un montón de informes que no sirven de nada sin una buena interpretación y análisis. Volvamos al ejemplo anterior. Si queremos captar suscriptores en Facebook y los informe de Analytics nos muestran que es desde Twitter desde donde más tráfico nos llega, podemos interpretar dos cosas: que no lo estamos haciendo bien o que nuestro cliente no está en esa Red Social.

  • Toma de decisiones.

    Con los datos en la mano es momento de tomar decisiones. Analizar las posibles soluciones al problema o aprovechar las oportunidades que nos da el trabajo bien hecho. Si utilizamos el ejemplo de Facebook, deberíamos tomar la decisión de cambiar de estrategia o poner nuestros esfuerzos en otra Red Social.

En resumen…

El email marketing es la herramienta que tenemos los negocios para comunicarnos con nuestro público objetivo a través del email.

  • Es una forma directa y no invasiva de relacionarte con tu cliente ideal. La persona a la que le has enviado el correo está receptiva a leerlo porque antes te ha dado su autorización para entrar en su bandeja de entrada.
  • Te permite segmentar a tu público objetivo. Gracias a la base de datos que vas generando puedes segmentar a tu lista según sus intereses y gustos y personalizar los envíos.
  • Fideliza. Si dentro de tu estrategia de mailing incluyes una buena estrategia de marketing de contenidos en donde ese contenido sea de valor, útil y relevante para tu lector, conseguirás que tu tasa de apertura se incremente. Estarás fidelizando a tu lista dándoles lo que realmente esperan de ti.
  • Es barato. Todo depende de tu base de datos pero el email marketing es una de las estrategias más baratas. Existen infinidad de plataformas que te ayudan a empezar con tus envíos de manera gratuita.
  • Su analítica es de 10. La mayoría de los software de envíos te proporciona estadísticas en tiempo real. Dónde se encuentra la persona, cuál es la tase de apertura, cuántas personas han realizado la acción que querías que hicieran, etc.
  • Tiene la capacidad de probar y obtener resultados inmediatos. El email marketing te permite testar antes de enviar un email masivo para optimizar los resultados de tus campañas.

Es hora de que pases a la acción. Si todavía no estás implementando email marketing en tu negocio… ¿A qué esperas?

Un fuerte abrazo,
Beatriz Mourebanner-videotraining-blog-beatriz-moure-email-marketing-3

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.