Simplemente… EXTRAORDINARIA.

Y por fin llegó el día. No era la primera vez que visitaba Barcelona pero sí la primera vez que lo hacía para asistir a Extraordinaria.

Atravesé sus puertas con los ojos abiertos como platos, un montón de mujeres se saludaban con enormes abrazos y sonoros besos. Sonreían y se recordaban unas a otras las ganas que tenían de que llegase ese día.

Hacía frío pero poco las importaba, un par de estufas y su propia energía era el calor que necesitaban para inundar aquella sala de tanto power.

Gemma FillolEn medio de toda esa vorágine estaba ella. Con sus ojos saltones y saludando a cada una por su propio nombre, te envolvía de felicidad mientras te invitaba a pasar.

No sé en qué momento se te ocurrió esta locura, pero bendita locura. No se en qué momento me animé a participar en ella, pero bendita intuición.

Querida Gemma… GRACIAS. Gracias en mayúsculas y con todas sus letras porque gracias a ti sé que los sueños se cumplen, que las locuras mentales se pueden hacer realidad y que si me coges de la mano, puedo con el mundo entero.

Extraordinaria 2016 cierra sus puertas recordándome una y otra vez, que la vida está llena de momentos únicos, especiales, Extraordinarios… y que es con cada uno de esos momentos, con los que me tengo que quedar cada mañana al despertarme.

Rodéate de esas personas que solo te quieren bien y que solo compiten contigo por haber quién es capaz de sacarte la sonrisa más grande, de darte el abrazo más fuerte y de sostenerte cuando estás a punto de caer.

Gracias Extraordinarias y gracias Gemma por haber hecho de este 2016 un año único e inolvidable.

¡Deseando que empiece la próxima edición!

*Foto: Lara López para EXTRAORDINARIA.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.